CUARESMA 2017: HACIA LA LUZ

Noticias Sin categoría>CUARESMA 2017: HACIA LA LUZ

Siguiendo con el lema del curso, continuamos caminando durante la
Cuaresma… hacia la Luz. En este camino de Cuaresma nos acompañarán los signos. Queremos que sean, de verdad, una ayuda, por eso hemos escogido los símbolos sencillos que nos ayuden en este caminar hacia la Resurrección.

Los signos, en su cotidianidad, son bien conocidos por los alumnos pero queremos que indiquen una profundidad espiritual. Son los siguientes: Ceniza, Sal, Agua, Cruz y Luz. Cada semana nos detenemos en uno de ellos.

Ceniza

La ceniza, cuya imposición constituye el rito característico de la celebración litúrgica, se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

Con el Miércoles de Ceniza siempre iniciamos la Cuaresma (40 días de caminar hacia la Pascua). Nosotros la vamos a imponer sobre nuestras cabezas pero no con un sentido negativo u oscuro de la vida, pues el cristiano debe ver su vida positivamente. La ceniza se convierte para nosotros al mismo tiempo en un motivo de esperanza y superación. La Cuaresma es un camino, y las cenizas sobre nuestras cabezas son el inicio de ese camino.

Además de la celebración de carácter voluntario, reflexionamos sobre ello observando durante un par de minutos una hoguera en la que el fuego se va consumiendo.

Sal

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. Hay más de treinta referencias en la Biblia acerca de la sal. El uso preferido de la Palabra es como preservador: al contrario que la levadura, la cual corrompe la masa con la que se hace el pan, la sal era utilizada como preservante de alimentos.

Otro uso de la sal mencionado en los evangelios por Jesús es el de sanador y antiséptico. Nos recuerda que “nosotros somos la sal de la tierra”, y con ello nos está invitando a seguir su palabra y dar sabor a todo lo que hacemos y a todas las personas con las que nos relacionamos.

Agua

El agua está en el origen de todo, es generadora de vida. El agua limpia, purifica y para el pueblo de Israel es símbolo de limpieza y pureza.

Los personajes bíblicos viven en un ambiente escaso de agua, es necesaria para vivir y sin ella la existencia se convierte en un problema muy importante. Es la fuente de todas las cosas y de toda existencia.

Cruz

Entre todos los símbolos religiosos en el mundo ninguno es tan universal como la CRUZ. Ves cruces en todas partes: en muros, en cimas de la montaña, en encrucijadas de caminos, en iglesias, en casas, en dormitorios, colgando del cuello en cadenitas, en anillos, en pendientes o aretes, usadas por ancianos y por jóvenes, por creyentes y hasta por gente que no está segura en lo que creen. No todos pueden explicar lo que significa para ellos la cruz o por qué decidieron llevarla; pero la mayoría siente básicamente que es un símbolo, quizás el símbolo más fundamental de profundidad, de amor, de fidelidad y de fe.

Luz de la resurrección

El símbolo de la luz nos recuerda la vida, donde hay luz hay vida…y la Resurrección de Jesús es el triunfo de la vida sobre la muerte (la oscuridad). El cirio pascual es símbolo de la luz de Cristo resucitado que guía a los cristianos. Se enciende el CIRIO PASCUAL porque simboliza la LUZ DE JESÚS. SIN LUZ NO VEMOS EL CAMINO NI POR DÓNDE VAMOS, ni vemos las cosas que nos rodean…Por eso Jesús es la luz que nos ayuda a encontrar el camino y a abrir los ojos para ver las personas que nos necesitan.